I CENTENARIO DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA FLAGELACIÓN

Nuestra historia está hecha de trocitos del recuerdo y es que dos mil catorce fue una efeméride cargada de actos, eventos y celebraciones, dignos de mención.

 

La Hermandad de la Flagelación, quiso rememorar cien años desde que D. José Navas Parejo, realizara las imágenes de los Titulares de esta Hermandad.

 

Un siglo, merecía un esfuerzo extra por parte de los cofrades, y tras varias reuniones confeccionamos una agenda que abarcara desde enero hasta diciembre 2014. Como toda buena Hermandad, se quiso fundamentar los actos básandose en los principios de la misma. Catequesis, Celebración y Caridad. Las tres ''Ces''.

 

De mutua acuerdo con nuestro Consiliario, D. Cristóbal Sánchez,

se propuso comenzar los actos con charlas de formación religiosa

cuaresmal a partir del mes de febrero, dirigidas a todos los cofrades

paduleños (Catequesis). Impartidas en la Casa de  Hermandad y que

fueron muy concurridas por cofrades y costaleros de las Hermandades

de Padul.

 

La ''C'' de celebración, también tuvo su apartado en la Eucaristía que

fue dedicada a los veinticinco años de trayectoria que celebraba el

cuerpo de costaleros de esta Hermandad de la Flagelación; participativa

por parte de cofrades y costaleros y de las dejan buen sabor de boca.

 

Como nota, los costaleros y costaleras de la Hermandad, después de 25

años portando a trabajadera el paso del Cristo, cambió su forma de

trabajo a costal, de la que están muy contentos y agradecidos a la labor

de formación y asesoramiento del capataz de la Hermadad del Despojado de Granada, Dionisio Martínez.

 

La verdades que el Cristo flagelado hizo estación de penitencia por tres veces este 2014. Tuvimos el gusto, los paduleños de ver por primera vez en un vía-crucis la imagen del Cristo, pasear por las calles de Padul y aunque pueda parecer muy normal, tras el Viernes Santo ya se preparaba la salida extraordinaria con la  que se culminarían los actos del centenario.

 

El cartel anunciador que Francisco Molina con tanto cariño y acierto preparó, así lo

pregonaba, el 26 de octubre la fecha escogida para realizar los actos de culmen del

centenario, y daría comienzo con la celebreación de eucarística en los jardines del convento.

El Coro Rociero Al-Badul, puso la nota musical a la liturgia que fue seguida y acompañada

por las cofradias y hermandades de Padul.

 

Tras la misa dimos buena cuenta de un arroz que el amigo Diego Morales, preparo junto a

su equipo de chef; Fueron quinientos, los platos que se vendieron de arroz, prácticamente

toda la paellera, y con ello conseguimos unos fondos económicos que destinamos a Caritas,

poniendo en práctica la ''C'' de Caridad.

 

Quiso Dios, que fuera día de primavera aunque octubre fuera; llegada las seis de la tarde la

Calle Horno era un hervidero de cofrades, de amigos, de vecinos y de forasteros que con

inquieta ilusión esperaban en la calle, a los Sayones.

 

Guiones y estándartes de Padul, Lanjarón y Granada, se disponían en la comitiva; los sones de la banda Tres Caídas de Granada, cerraban filas.

 

Había un detalle, que pocos cofrades sabían, y es que los cirios del paso del Cristo, tres por Farol, doce en totoal, fueron dispuestos con el escudo de cada una de las hermanades de Padul, así todas procesionarion esa tarde junto al Cristo.

 

Y fue transcurriendo la tarde noche por estrechas calles de Padul, chicotá tras chicotá el paso del Cristo Flagelado, fue buscando su casa y cerrando así 100 años de historia.

 

Cien años de agredecimiento, eslo que desa esta Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Flagelación, a todos los paduleños, amigos y vecinos que participaron en la conmemoración del primer centenerio de nuestro Cristo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Textro extraído de la revista Pasión y Costal, realizado por Lázaro Martín.

 

 

  • Facebook Grunge
  • Twitter Grunge
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now